Historia de la Copa de la UEFA (II): el FC Barcelona, claro dominador de las dos primeras ediciones

Inicialmente la primera edición se disputaría durante dos temporadas evitando en todo momento los conflictos con los calendarios de las ligas nacionales. Sin embargo, debido a que también se intentaba coincidir la disputa de los partidos con la celebración de las ferias de muestras se alargó la competición un año más. Comenzó en 1955 y eventualmente concluyó en 1958. Las ciudades que inscribieron equipos fueron Lausana, Barcelona, Birmingham y Milán, que tuvieron como representantes a un club, junto a Londres, Zagreb, Basilea, Francfort, Leipzig y Copenhague, que presentaron combinados. El FC Barcelona no usaría en esta competición su indumentaria habitual y luciría el escudo de la Ciudad Condal en los partidos.

Fotografía del delantero de orígen sudafricano, Eddie Firmani

Esta inicial edición dividió a los equipos en cuatro grupos, cada uno de ellos clasificaría a un semifinalista. El primer partido tuvo lugar el 4 de junio de 1955, tres meses antes del inicio de la Copa de Europa, cuando Basilea perdió en su feudo ante Londres por cinco goles a cero. El jugador del Charlton, Eddie Firmani, firmó el primer histórico gol de esta competición en el minuto 35.

El primer encuentro ‘oficial’ blaugrana en Europa fue un auténtico regalo de Navidad para sus socios y simpatizantes. Se disputó el domingo 25 de diciembre de 1955 a las 11:45 horas en el campo de Les Corts ante la selección de Copenhague a la que endosó un contundente marcador de 6 goles a 2. El FC Barcelona, dirigido por el húngaro Franz Plattko, saltó al campo luciendo camiseta blanca con el escudo de la Ciudad Condal y pantalón negro.

Más información en el siguiente artículo publicado:

Los finalistas fueron el Barcelona y la Selección de Londres. Mientras ésta consistía en un combinado de jugadores procedentes de once diferentes clubes, el primero estaba compuesto exclusivamente por miembros del FC Barcelona. Un equipo cosmopolita que incluía estrellas de entonces como el húngaro Ladislao Kubala, el español Luis Suárez, el brasileño Evaristo de Macedo y el delantero paraguayo Eulogio Martínez. El combinado londinense durante los tres años de la competición disputó ocho partidos en los cuales su técnico Joseph Mears utilizó 54 jugadores de once diferentes clubes : Arsenal (aportó 12 jugadores), Brentford (1), Charlton Athletic (5), Chelsea (10), Crystal Palace (2), Fulham (6), Leyton Orient (3), Millwall (1), Queen’s Park Rangers (2), Tottenham (8) y West Ham United (6). Así mismo, disputó sus encuentros como local en cuatro estadios diferentes: Wembley, White Hart Lane, Highbury y Stamford Bridge.

Relación de jugadores por club y entre paréntesis el número de partidos disputados durante la primera edición de la Copa de Ferias: Arsenal: Fotheringham (2), Holton (3), Kelsey (4), Tapscott, Herd, Charlton (2), Evans, Haverty, Dodgin, Groves (2), Bowen y Bloomfield. Brentford: Coote (3). Charlton Athletic: Firmani, Kiernan (3), Hammond, Hewie y Leary. Chelsea: Sillett (6), Willemse (2), Armstrong (2), Saunders (2), Bentley, Wicks, Lewis (2), Nicholas, Stubbs y Greaves (2). Crystal Palace: Berry y Truett. Fulham: Heynes (4), Robson, Jezzard, Mitten, Dwight y Langley. Leyton Orient: Groves, McKnight y Woosnam. Millwall: Hurley. Queen’s Park Rangers: Nicholas y Cameron. Tottenham: Reynolds (2), Ditchburn (2), Blanchflower (4), Robb (2), Marchi, Medwin (2), Norman y Smith (2). West Ham United: Hooper, Bond, Allison, Wright, Cantwell y Brown.

Las semifinales fueron muy reñidas. La selección londinense remontó en el partido de vuelta el resultado adverso con el que regresó de Lausana. En el otro choque, el FC Barcelona tuvo que recurrir al partido de desempate en el estadio Comunale de Bolonia para doblegar al Birmingham y lograr el billete para la final. En la eliminatoria fue clave la actuación de Ladislao Kubala autor de los goles del triunfo blaugrana en el partido de vuelta (primer partido europeo jugado en el Camp Nou) y en el encuentro de desempate, ambos logrados en el minuto 83.

Eulogio Martínez dispara al portero de la Selección de Londres, el galés Jack Kelsey

La superioridad del equipo catalán dirigido por el carismático Domingo Balmanya quedó patente en la gran final. Tras un empate a dos goles en el partido de ida disputado en Stamford Bridge, el Barcelona reaccionó en la vuelta con un inapelable triunfo por seis goles a cero en el Camp Nou con el mago Helenio Herrera en el banquillo. El estadio blaugrana albergaba su primera final europea de su historia en la cual tuvo una destaca actuación Luis Suárez. El gallego dirigió a la perfección al equipo y marcó los dos primeros goles en los ocho primeros minutos de partido. El resto de los tantos fueron obra de Eulogio Martínez, Vergés y Evaristo, por partida doble.

En la segunda edición (con una duración de dos años: 1958-1960) la participación alcanzó los 16 equipos por invitación, añadiéndose a los anteriores participantes las ciudades de Lyon, Bruselas, Hannover y Budapest que estuvieron representadas por un club, mientras que Belgrado y Colonia confeccionaron las correspondientes selecciones que se añadieron a las formadas en la pasada edición por Copenhague, Leipzig, Basilea y Zagreb. Sin embargo, Londres y Copenhague adoptaría la fórmula de equipo representante con el Chelsea FC y el BK Frem respectivamente, mientras que Francfort cedería su puesto a la ciudad de Hannover que acudío con el equipo Hannoverscher SV 96. En esta ocasión, la fase de grupos fue desechada a favor de un sistema de juego basado en eliminatorias a doble partido.

Equipo del FC Barcelona en la temporada 1957/58

En esta edición actuó el Fútbol Club Barcelona con su nombre y sus indumentaria azulgrana. Dirigidos por Helenio Herrera partieron como claros favoritos para reeditar el título, y a la postre se cumplió con creces dicho pronóstico. Ya en la temporada 1958-59 gracias a una plantilla de gran calidad se hicieron con el doblete en España, Liga y Copa. Por ello, tuvieron que repartir sus esfuerzos en las dos competiciones europeas: en la Copa de Europa y en la Copa de Ferias.

Los catalanes quedaron englobados en un grupo compuesto por la selección de Belgrado, el Lausanne Sports, Frem Kobenhavn, Chelsea FC, la selección de Basilea, Internazionale FC de Milán y el Olympique Lyonnais. De estos ocho equipos saldría el primer finalista mediante eliminatorias a doble partido y se enfrentaría al vencedor de los ocho restantes equipos inscritos. La selección de Basilea fue la primera rival del Barcelona a la que superó con facilidad al igual que hizo con su siguiente rival el Internazionale. Mayor resistencia le ofreció en las semifinales la selección de Belgrado compuesta por jugadores del cuatro clubes de la capital serbia: el FK Crvena Zvezda (Estrella Roja), el FK Partizan, el FK Radnicki y el OFK Beograd. Además en el partido de ida, que concluyó con empate a un tanto, los azulgranas no pudieron contar con los húngaros Kubala y Czibor que no podían entrar en el ‘telón de acero’ por su condición de exiliados políticos pero en la vuelta ya con su concurso vencían por un marcador de tres goles a uno.

El capitán blaugrana Joan Segarra recibía de mano de Sir Stanley Rous el trofeo de campeones por segunda vez consecutiva

El FC Barcelona retuvo la copa al derrotar en la final al Birmingham City. En el encuentro de ida logró un esperanzador empate sin goles fruto del trabajo defensivo y de las actuaciones del guardameta Antonio Ramallets en un estadio de Saint Andrews impracticable por el barrizal que cubría su terreno de juego. El partido de vuelta no llegó en el mejor momento para los barcelonistas pues disputaban su segunda final europea siete días después de ser eliminados por el Real Madrid en las semifinales de la Copa de Europa y con la destitución de su entonces técnico Helenio Herrera tras confirmarse su contrato con el Internazionale de Milán. Enrique Rabasa se hacía cargo de forma interina de unos culés que se imponían por un contundente marcador de 4-1. El paraguayo Eulogio Martínez de cabeza a la salida de un córner y el húngaro Zoltan Czibor a centro de Kubala dejaron sentenciado el encuentro en el minuto seis de partido. En la segunda mitad llegaron el resto de los tantos, Czibor y Luis Coll por los catalanes, mientras que Harry Hooper firmaba el gol del honor inglés.

Un pensamiento en “Historia de la Copa de la UEFA (II): el FC Barcelona, claro dominador de las dos primeras ediciones

  1. Per als barcelonistes, aquesta serà sempre una competició estimada, entranyable. En ella començà el nostre club a convertir-se en una llegenda a nivell continental i mundial. Més tard, arribaria el nostre domini abassegador a la Copa d’Europa de Campions de Copa. Finalment, els darrers anys, els nostres grans triomfs a la Champions League. A més, el trofeu de la Copa de Fires és el més bell que mai hagi existit, i el tenim en propietat per sempre més. Visca el Barça!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s