El Athletic Club cosecha un valioso empate sin goles en Anfield en la Copa de Europa

Este domingo, 19 de octubre, se cumplirán 25 años de la disputada del partido correspondiente a la ida de la segunda eliminatoria de la Copa de Europa entre el Liverpool FC y el Athletic Club de Bilbao. El club bilbaíno dirigido por Javier Clemente regresaba a la máxima competición continental veintiséis años después de haberlo hecho tras su primera participación en la temporada 1956/57 tras lograr su primer título de Liga del ‘doblete’ que obtuvo en la década de los ochenta. Tras remontar la primera eliminatoria en San Mamés doblegando al campeón de Polonia, el Lech Poznan, el sorteo no fue nada benevolente con los leones al tocarles en suerte el campeón inglés liderado por el jugador escocés Kenny Dalglish.

El Athletic acudió a esta cita esperanzado de resolver la eliminatoria en el partido de vuelta a celebrar en el estadio de San Mamés y evitar recurrir al cualquier tipo de fortuna como sucedió 15 años atrás, cuando el propio Javier Clemente iniciaba su corta carrera como futbolista, el equipo bilbaíno logró eliminar de la Copa de Ferias a un Liverpool que ya entonces comenzaba a ser citado entre los más potentes equipos de mundo. Aquel 2 de octubre de 1968 el Athletic eliminaba en la Copa de Ferias a los ingleses gracias a un sorteo mediante una moneda. El capitán rojiblanco, Koldo Aguirre, eligió apropiadamente el color agraciado.

Por otro lado, seguía coleando el tema de la lesión de Goiko al argentino Maradona. Casi un mes antes, el 24 de septiembre, el central rojiblanco rompía los ligamentos del tobillo izquierdo de la estrella blaugrana en una terrible entrada que le costó una sanción de 18 partidos aunque posteriormente fue rebajada por el Comité de Apelación en diez encuentros. Por dicha acción la prensa sensacionalista británica calificado a Goikoetxea como el ‘carnicero de Bilbao’. Además, en el campeonato liguero a los bilbaínos le costaba marcar goles como ocurrrió en sus compromisos ante el Real Mallorca y el RCD Espanyol.

Diario AS

Los rojiblancos De Andrés (izquierda), Liceranzu (de espaldas) y Goikoetxea (derecha) rodean a dos delanteros del Liverpool. Foto: Diario AS

El balón echó a rodar y contempló un monólogo del club inglés ante un Athletic quien, a base de una sólida defensa, sin apenas buscar la portería rival al contraataque, consiguió dejar a cero su portería tras 90 minutos de asedio. El Liverpool, sin muchos recursos, se dedico a buscar la portería de Zubizarreta colgando balones altos a sus delanteros, dando así facilidades a los centrales bilbaínos en su labor de achique.

Si los ‘reds’ superaron a los leones en el campo de juego, en el juego táctico Javier Clemente le ganó la partida al veterano técnico Joe Fagan. En la víspera del choque, Clemente dejaba entrever el conservadurismo en su sistema táctico cuando explicó que no incluiría en el once inicial a “dos hombres técnicos”, por lo que Manu Sarabia sería el único referente en ataque y no estaría acompañado en la punta por Argote.

En la crónica del partido el diario “El País” lo explicaba de esta forma:

Con un solo as en la baraja y, como mucho, una pareja de cincos, el míster del Athlétic le ganó la partida de póker al veterano Joe Fagan. Ése es su mérito, porque ganar con póker de ases lo hace cualquiera. Astutamente, Clemente supo sacar el máximo rendimiento a sus no muy brillantes cartas, prolongando la incertidumbre hasta el último segundo, como quien guarda un naipe secreto.

Según fueron transcurriendo los minutos, el encuentro encumbró a la dupla de centrales Iñigo Liceranzu y Andoni Goikoetxea contra la cual morían todos los ataques del Liverpool gracias a su serio trabajo defensivo que mantuvo imbatida la portería de Zubizarreta. La labor de contener los ataques del Liverpool no se quedó centrado en la pareja de defensas centrales sino en el resto del equipo. Brilló de manera especial Txema Noriega, quien lucho infatigablemente en el centro del campo en la pelea de balones, en detrimento de un ‘apagado’ Sarabia.

Los minutos fueron pasando mientras los jugadores rojiblancos de dedicaban a contemporizar y a realizar numerosas pérdidas de tiempo en su afán de llevarse para el encuentro de vuelta un resultado positivo. En cambio, el Liverpool siguió fiel a su guión consistente en presionar en todo el campo y mandar balones sobre el área rojiblanca, y no demostró en ningún momento disponer de otros recursos para perforar la portería del Athletic.

El desenlace de la eliminatoria se pospuso para dos semanas más tarde en La Catedral…

Liverpool FC – Athletic Club de Bilbao (0-0)
Miércoles, 19/10/1983 (19:30 h).
Anfield Road (Liverpool): 33.063 espectadores.
Árbitro: Paolo Bergamo (ITA).

Liverpool FC: Bruce Grobbelaar; Phil Neal, Mark Lawrenson, Alan Hansen, Alan Kennedy; Sammy Lee, Graeme Souness, Kenny Dalglish, Craig Johnston; Ian Rush, Michael Robinson. Entrenador: Joe Fagan

Athletic Club de Bilbao: Andoni Zubizarreta; Santiago Urquiaga, Íñigo Liceranzu, Andoni Goikoetxea, Miguel de Andrés, José María Núñez (Luis de la Fuente 46′); Juan José Elguezábal, José Ramón Gallego, Ismael Urtubi; Manu Sarabia (Estanislao Argote 68′), Txema Noriega. Entrenador: Javier Clemente

Un pensamiento en “El Athletic Club cosecha un valioso empate sin goles en Anfield en la Copa de Europa

  1. Excelente post. ¡Qué tiempos aquellos!. El doblete de liga, hacer frente a los grandes de Europa… ahora esas cuotas están lejos de alcanzar pero es gratificante rememorar los tiempos gloriosos. Aupa Athletic!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s