Historia de la Copa de la UEFA (X): la Juventus de Turín y el PSV Eindhoven, nuevos ‘poderes’ en el terreno continental

El técnico transalpino Giovanni Trapattoni es llevado a hombros por sus jugadores tras conquistar la Copa de la UEFA.

El técnico transalpino Giovanni Trapattoni es llevado a hombros por sus jugadores tras conquistar la Copa de la UEFA.

La edición de 1976-77 contempla el primer triunfo continental de la Juventus de Turín al tercer intento tras perder las finales de la Copa de las Ciudades de Ferias en 1965 ante el Ferencvarósi húngaro y en 1971 antes el Leeds United. Bajo la dirección de un técnico joven como Giovanni Trapattoni los turineses al fin logran el éxito europeo gracias al valor doble de los goles marcados lejos de su feudo.

Era el inicio de un nuevo poder que iba a dominar Italia y Europa en los próximos diez años. Además, formaba la columna vertebral de la selección azzurra con Dino Zoff en la portería, Gaetano Scirea y Claudio Gentile en la defensa, Giuseppe Furino y Romeo Benetti con un trabajo incasable en el centrocampo, con Marco Tardelli en la creación, las genialidades de Franco Causio, la potencia de Roberto Boninsegna y la clase de Roberto Bettega.

El sorteo en las dos primeras rondas no es benevolente con la Juventus al quedar emparejado con los dos equipos de Manchester: el City  y el United. Tras perder en los partidos de ida en Inglaterra por la mínima (1-0) aprovecha los encuentros de vuelta para sentenciar la eliminatoria en el estadio Comunale turinés. Con más facilidad supera las eliminatorias siguientes ante el Shakhtar Donetsk de la URSS, el Magdeburgo de la Alemania Oriental y el AEK de Atenas para alcanzar la gran final.

El rojiblanco Txetxu Rojo supera a un defensor milanista en la ida de.

El rojiblanco Txetxu Rojo supera a un defensor milanista en el estadio de San Mamés durante la ida de los octavos de final.

El Athletic fue el otro gran conjunto del torneo, ayudado por sus grandes actuaciones en el estadio de San Mamés que fue un duro escollo para todos los rivales. Su primer escollo fue Ujpesti Dosza húngaro con el cae en Budapest (1-0) en el último minuto de partido sin embargo en la vuelta vence con superioridad (5-0) con dos goles de Rojo y tres de Dani. En la segunda ronda el Basilea pone cierta resistencia a la clasificación rojiblanca. En la ida jugada en Suiza un gol de Madariaga antes del descanso neutraliza el temprano tanto de Marti pero en la vuelta Rojo y dos goles de Carlos dan la tranquilidad necesaria a pesar que Marti vuelve a marcar para los suizos. En los octavos de final supera al AC Milan con otra soberana actuación en San Mamés donde el Athletic vence por 4-1, a pesar de que Fabio Capello adelanta a los italianos la respuesta es contundente: dos goles de Dani y de Carlos. En San Siro, la actuación del guardameta José Ángel Iribar evita la eliminación. Dos goles de Calloni y otro de Basiolo dejaban eliminado a los vascos a falta de séis minutos para la conclusión del partido. Pero en el minuto 88 Rojo se queda delante del portero Enrico Albertosi y es derribado por Albertino Bigon. El penalti es transformado por Madariaga que da el acceso a los cuartos de final, una ronda en la que se medirá al FC Barcelona.

En el encuentro de ida en San Mamés, Asensi marca primero para los catalanes en el minuto 13 pero Churruca antes del descanso y Dani desde el punto de penalti dan una exigua ventaja a los rojiblancos que saben aprovecharla en el Camp Nou gracias a dos goles de Javier Irureta en la primera mitad pero Cruyff iguala la contienda (2-2). En la semifinales vence al RWD Molenbeek belga, un equipo muy defensivo pero un gol de Churruca en la ida jugada en Bruselas sirve para acceder a la final. Aunque Teugels marca antes del final del partido para los belgas en la vuelta el marcador no se mueve (0-0).

El defensa rojiblanco Agustin Guisasola despeja un balón por alto durante un ataque de la Juventus durante el encuentro de ida de la final celebrada en el estadio Comunale turinés.

El defensa rojiblanco Agustín Guisasola despeja un balón por alto durante un ataque de la Juventus durante el encuentro de ida de la final celebrada en el estadio Comunale turinés.

La final de ida se disputa el 5 de mayo en el estadio Comunale. Muy pronto, en el minuto 14, llega el único gol del partido en una internada por la banda derecha de Scirea que termina con un centro preciso, es rematado con la cabeza por Tardelli de forma inapelable. Los pupilos de Trapattoni buscan durante el resto del partido aumentar la renta de cara al encuentro de vuelta pero el Athletic su muestra rocoso en defensa. Apenas se produjeron ocasiones de gol en el resto del partido, por la falta de claridad ofensiva de unos (la Juve) y el conformismo de otros (el Athletic). A falta de cinco minutos para la conclusión del encuentro Iríbar evitó el 2-0 con una gran parada.

Juventus FC – Athletic Club de Bilbao (1-0)
Miércoles, 4/05/1977 (20:30 h).
Stadio Comunale (Turín): 75.000 espectadores.
Árbitro:
Charles Corver (NED). Amonestó a Goicoechea (49′).
Goles: 1-0 Tardelli 15′.

Juventus FC: Dino Zoff; Antonello Cuccureddu, Francesco Morini, Gaetano Scirea, Claudio Gentile; Giuseppe Furino (capitán), Marco Tardelli, Romeo Benetti; Franco Causio, Roberto Boninsegna (Sergio Gori 34’), Roberto Bettega. Entrenador: Giovanni Trapattoni.

Athletic Club de Bilbao: José Ángel Iríbar (capitán); Ángel María Villar, Agustín Guisasola, Andoni Goicoechea, Francisco Javier Escalza; José Ignacio Oñaederra, Javier Irureta, José Ángel ‘Rojo II’, Txetxu ‘Rojo I’; Daniel Ruiz ‘Dani’, José Ignacio Churruca. Entrenador: Koldo Aguirre.

Imagen del gol marcado por Jabo Irureta en el partido de vuelta de la final disputado en el estadio de San Mamés.

Imagen del gol marcado por Jabo Irureta en el partido de vuelta de la final disputado en el estadio de San Mamés.

Dos semanas después un estadio de San Mamés lleno acoge la final de vuelta y confiado de una más que posible remontada. Sin embargo, rápidamente el Athletic se encuentra que la final se le pone muy cuesta arriba al aprovechar Bettega con un cabezazo un centro desde la derecha de Tardelli y marcar el 0-1. Fue la única ocasión que el balón rondó el área rojiblanca pues a partir de ese momento los italianos decidieron plantar un catenaccio delante de la portería de Zoff. La respuesta lleva bien pronto al marcar Irureta, en posible fuera de juego, en el minuto 12 casi sobre la línea de gol un disparo con la pierna izquierda de Churruca. Durante la primera parte, el Athletic sigue asediando la meta rival. En el minuto 39 Churruca fue derribado dentro del área por Scirea y el árbitro no señaló lo que parecía un claro penalti, quizá para compensar su error anterior en el primer gol bilbaíno.

Tras el descanso Trapattoni decide reforzar su sistema defensivo con la inclusión de un nuevo defensa, Spinosi, por el centrocampista Boninsegna que es aprovechado por el técnico bilbaíno para retirar al defensa Lasa y poner a un delantero como Carlos, quien fue el autor del segundo gol del Athletic. A doce minutos para el final, a la salida de un córner a favor de los leones, Txetxu Rojo pone el balón desde la izquierda para que Carlos remate impecablemente de cabeza al poste contrario. No hubo tiempo para más goles, la Juventus termina el partido de forma agónica pero de forma satisfactoria con su primer entorchado continental.

Athletic Club de Bilbao – Juventus FC (2-1)
Miércoles, 18/05/1977 (20:00 h).
Estadio de San Mamés (Bilbao): 43.000 espectadores.
Árbitro: Erich Linemayr (AUT). Amonestó a Benetti (63′) y a Tardelli (72′).
Goles: 0-1 Bettega 7′; 1-1 Irureta 12′; 2-1 Carlos 78′.

Athletic Club de Bilbao: José Ángel Iríbar (capitán); José María Lasa (Carlos Ruiz 63’), Agustín Guisasola, José Ramón Alesanco, Francisco Javier Escalza; Ángel María Villar, Javier Irureta, José Ignacio Churruca; Daniel Ruiz ‘Dani’, José María Amorrortu, Txetxu ‘Rojo I’. Entrenador: Koldo Aguirre.

Juventus FC: Dino Zoff; Antonello Cuccureddu, Francesco Morini, Gaetano Scirea, Claudio Gentile; Giuseppe Furino (capitán), Marco Tardelli, Romeo Benetti; Franco Causio, Roberto Boninsegna (Luciano Spinosi 60’), Roberto Bettega. Entrenador: Giovanni Trapattoni.

Van de Meulenhof

El jugador del PSV Eindhoven, Willy van der Kuijlen, es llevado a hombros por los aficionados holandeses tras conquistar la Copa de la UEFA ante el Bastia. Foto: Van de Meulenhof

La séptima edición del torneo de la Copa de la UEFA arrancó sabiendo que su último vencedor, la Juventus de Turín, no iba a disputar su título puesto que esta temporada 1977/78 jugaría dentro de la Copa de Europa. Muchos candidatos al título comenzaron la carrera hacia el título pero a la final sólo fue cosa de dos conjuntos que dieron una sensacional campanada al alcanzar dicho éxito. El PSV Eindhoven era el cuatro club que alcanzaba la final tras Ajax, Feyenoord y Twente mientras que el Bastia era el primer equipo francés en lograrlo, aunque existían los precedentes del Stade de Reims y del Saint-Etienne en la Copa de Europa.

El Bastia realiza una campaña europea sensacional dejando en la cuneta al Sporting de Lisboa, al Newcastle United y al Torino ganando tanto en los partidos de ida como en los de vuelta. En cuartos de final conoce su primera derrota cuando apea al Carl Zeiss Jena de la Alemania Oriental, tras ganar 7-2 en la isla de Córcega pierde en el trámite de la vuelta por 4 goles a 2. El último obstáculo para llegar a la final es otro club que también está sorprendiendo gratamente: el Grasshoppers de Zurich. Los suizos ganan en la ida por 3-2 pero el partido de vuelta en tierras corsas se lo lleva el Bastia con un solitario gol de Claude Papi, que posteriormente estaría presente con la selección gala en la Copa del Mundo de Argentina’78. Papi y el holandés Johnny Rep eran los pilares en los que se fundamentaba el juego del Bastia.

Por su parte, el PSV Eindhoven supera en las primeras sin excesivos problemas al Glenavon de Irlanda del Norte, al Widzew Lodz polaco y al Eintracht Braunschweig alemán. En cuartos de final conoce su primera derrota en el partido de ida ante el Magdeburgo de la Alemania Oriental (1-0) pero en la vuelta vence por 4 goles a 2. En las semifinales se mide al FC Barcelona liderado por Johann Cruyff que disputó ante sus compatriotas su último encuentro europeo con los blaugranas. Una eliminatoria que es considerada como la ‘final anticipada’. En la ida disputada en Eindhoven los holandeses aprovechan los errores defensivos del Barcelona para vencer cómodamente por 3-0 y superan el encuentro de vuelta en el Camp Nou con una derrota por 3-1 en la que tuvo mucho la culpa el gol logrado por el irlandés del PSV, Nick Deacy, logrado tras el descanso cuando perdían por 2-0.

Foto de un once inicial del SC Bastia, finalista en la Copa de la UEFA de 1978.

Foto de un once inicial del SC Bastia, finalista en la Copa de la UEFA de 1978.

El partido de ida de la final se disputó el 26 de abril, una fecha algo temprana con motivo de la posterior gran cita futbolística mundial: la Copa del Mundo de la FIFA en Argentina. Ambos equipos derrocharon entrega sobre el embarrado y encharcado terreno de juego corso. Los minutos iniciales fueron de dominio del Bastia que buscó balones largos a los extremos y centros al área buscando a Rep y Mariot. Una vez superado el ecuador de la primera mitad, el PSV se hizo dueño del centro del campo por lo que las ocasiones de gol rondaron ambas porterías pero el acierto de los guardametas y el mal estado del terreno de juego evitaron que el marcador se modificase. Tras el descanso, el cuadro corso se volcó nuevamente hacia la portería holandesa y en ocasiones se abandono la táctica del pelotazo por un juego más engarzado y vistoso. Sin embargo, la definición definitiva de la final se dictaminaría en tierras holandesas.

SEC Bastia – PSV Eindhoven (0-0)
Miércoles, 26/04/1978 (20:30 h).
Armand-Césari de Furiani (Bastia): 15.000 espectadores.
Árbitro: Dušan Maksimović (YUG). Amonestó a Hiard (32′) y a René van de Kerkhof (71′).

SEC Bastia: Pierrick Hiard; André Burkhardt, Charles Orlanducci (capitán), André Guesdon, Jean-Louis Cazes; Félix Lacuesta (François Félix 56′), Jean-François Larios, Claude Papi; Johnny Rep, Abdelkrim Merry Krimau, Yves Mariot. Entrenador: Pierre Cahuzac.

PSV Eindhoven: Jan van Beveren; Kees Krijgh, Adri van Kraay, Huub Stevens, Ernie Brandts; Willy van de Kerkhof, Jan Poortvliet, Willy van der Kuijlen (capitán); René van de Kerkhof, Gerrie Deijkers, Harry Lubse. Entrenador: Cornelius ‘Kees’ Rijvers.

Imagen del partido de vuelta de la final disputada en Eindhoven.

Imagen del partido de vuelta de la final disputada en Eindhoven: Jean-François Larios controla el balón rodeado de defensores del PSV Eindhoven.

En el encuentro de vuelta, el PSV dejo a las claras desde el primer minuto que era un conjunto superior técnicamente al Bastia que recurrió a su habitual espíritu combativo. Desde el pitido inicial los holandeses buscaron la portería visitante para encarrilar la final a su favor. El primer gol tardo en llegar tras varias ocasiones claras erradas por los delanteros holandeses. En el minuto 25, el PSV perforar la meta de Hiard tras una combinación entre Willy van de Kerkhof y Deijkers que el primero culminó con un disparo que colocaba el 1 a 0 en el marcador.

El encuentro fue transcurriendo con dominio holandés aunque y grandes dosis de emoción hasta que llegó el minuto 64 cuando el extremo izquierdo Lubse sirvió de cabeza a Deijkers y éste empalmó el balón a la media vuelta. Dos minutos después, la final quedo sentenciada con el tercer gol del PSV al recoger Van der Kuijlen un rechace procedente del palo de la portería del Bastia tras un disparo del propio jugador.

PSV Eindhoven – SEC Bastia (3-0)
Miércoles, 9/05/1978 (20:00 h).
Philips Stadion (Eindhoven): 27.000 espectadores.
Árbitro: Nicolae Rainea (ROM). Amonestó a Stevens.
Goles: 1-0 Willy van de Kerkhof 25′; 2-0 Deijkers 64′; 3-0 Van der Kuijlen 66′.

PSV Eindhoven: Jan van Beveren; Kees Krijgh, Adri van Kraay (Nick Deacy 79′), Ernie Brandts, Huub Stevens; Willy van de Kerkhof, Willy van der Kuijlen (capitán), Jan Poortvliet; René van de Kerkhof, Gerrie Deijkers, Harry Lubse. Entrenador: Cornelius ‘Kees’ Rijvers.

SEC Bastia: Pierrick Hiard (Marc Weller 75′); Paul Marchioni, Charles Orlanducci (capitán), André Guesdon, Jean-Louis Cazes; Jean-François Larios, Félix Lacuesta, Claude Papi; Johnny Rep, Abdelkrim Merry Krimau, Yves Mariot (Jean-Marie de Zerbi 58′). Entrenador: Pierre Cahuzac.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s