El RCD Espanyol noquea al subcampeón de la Copa de Ferias, el Birmingham City

La Vanguardia

El delantero españolista Antonio Camps corre tras un balón rodeado por dos defensas del Hannover durante el partido de vuelta de la primera ronda. Foto: La Vanguardia

La temporada 1961-62 en la Copa de Ciudades en Feria será recordada de forma especial por varios factores. En aquella campaña por primera vez tres equipos españoles participaron en esta competición colmándose así las aspiraciones de los equipos hispanos respecto a una competición cada vez más interesante, y cuyo primoridal objetivo es el estrechamiento de los lazos de amistad entre las ciudades que son sede de ferias internacionales a través de los vínculos que crea y fomenta el deporte.

El FC Barcelona y el Valencia CF se midieron en la gran final siendo la primera final continental entre equipos de una misma nacionalidad. El tercer equipo invitado a la Copa de Ferias fue el RCD Espanyol. Los pericos en su primera participación continental, tras eliminar al Hannover alemán en la primera ronda, lograron una brillante y merecida victoria en el partida de ida de los octavos de final de la Copa de Ferias ante un Birmingham City, que en las tres ediciones disputadas hasta el momento logró ser dos veces finalista y una vez semifinalista.

Los blanquiazules rompieron todos los pronósticos y sorprendieron a propios y extraños al derrotar a un rival técnicamente superior. A base de fuerza y de casta el RCD Espanyol fue capaz de obtener un resultado muy positivo de cara al partido de vuelta aunque en ningún momento del encuentro, de vez en cuando jugado bajo la lluvia, no lo tuvo nada fácil doblegar al equipo inglés.

El RCD Espanyol tuvo un excelente inicio de partido desperdiciando dos estupendas ocasiones de abrir el marcador. Carranza malogró la primera oportunidad de marcar en los primeros compases del partido y en el minuto 10 Sastre mandó fuera un lanzamiento de penalti con que fue castigada una mano del defensor Stan Lynn.

Once inicial 'perico' durante la temporada 1961/1962.

Imagen de un once inicial perico durante la temporada 1961/1962.

Los pericos pagaron caro una máxima instalada en el mundo del fútbol “quien perdona acaba pagándolo”. Así, en el minuto 20, el Birmingham se adelantó en el marcador cuando Bloomfield aprovechó un despeje de la defensa españolista para fusilar al meta Joanet. El tanto rival espeleó al Espanyol que en tres minutos dio la vuelta al marcador al aprovechar, ahora sí, las ocasiones ante la meta del Birmingham. Castaños lograba igualar la contienda con gran valentía al rematar en plancha un centro y Sastre al desviar un tiro de Carranza pusieron en ventaja al Espanyol. La reacción local se mantenía candente unos minutos más elevando la euforia de la afición españolista. Antonio Camps lograba el tercer gol con un tremendo disparo que culminaba una excelente jugada ofensiva de todo el equipo blanquiazul.

Los minutos previos al tiempo de descanso contemplaron una reacción de los ingleses gracias a un juego lleno de gran energía y endiablada velocidad que obligó a los pericos a defender la jugosa ventaja lograda. Tras la reanudación, el Espanyol alteró su táctica por una más conservadora. El técnico José Luis Saso retrasó la posición de Indio del centro del campo a la línea defensiva mientras que la posición de éste fue adoptada por Santos Bedoya. El repliegue perico y la ausencia de la velocidad ofensiva dejaron que el partido quedase dominado por el Birmingham. En el minuto 76, Juan Bartolí desvia con las manos sobre la línea del área de penalti, acción que es castigada a pesar de las protestas blanquiazules con la pena máxima que transforma Harris con un durísimo disparo.

El 3 a 2 sembró el pánico en las gradas de Sarriá pero el Espanyol no se amilanó ante tal golpe y reaccionó gracias a la lucha sin cuartel que había desplegado durante parte de los primeros 45 minutos. Antonio Camps fue el estilete españolista que dio una merecidísima victoria. Primero a los 82 minutos al resolver con oportunismo una jugada ofensiva y tres minutos después, con un tiro pegado al poste que engañó al meta Schofield quien esperaba un centro.

RCD Español – Birmingham City FC (5-2)
Miércoles, 15/11/1961 (20:00 h).
Sarriá (Barcelona): 30.000 espectadores.
Árbitro: Jean Tricot (FRA).
Goles: 0-1 Bloomfield 20′; 1-1 Castaños 23′; 2-1 Sastre 26′; 3-1 Camps 33′; 3-2 Harris [pen.] 76′; 4-2 Camps 82′; 5-2 Camps 83′.

RCD Espanyol: Benito Joanet; Antonio Argilés, Juan Bartolí, Julián Riera; Fermín Gordejuela, José Sastre; José Antonio Castaños, Santos Bedoya, Aloísio Francisco da Luz ‘Indio’, Ramón Sergio Carranza, Antonio Camps. Entrenador: José Luis Saso.

Birmingham City FC: Johnny Schofield; Stan Lynn, Graham Sissons; Terry Hennessey, Trevor Smith, Malcolm Beard; Mike Hellawell, Jimmy Bloomfield, Jimmy Harris, Bryan Orritt, Robert ‘Bertie’ Auld. Entrenador: Gil Merrick.

Un pensamiento en “El RCD Espanyol noquea al subcampeón de la Copa de Ferias, el Birmingham City

  1. Pingback: Historia de la Copa de la UEFA (IV): el Valencia CF y el Real Zaragoza prolongan el dominio español « Europa en juego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s