El Atlético detiene la maquinaria del Real Madrid en su camino hacia su cuarta corona europea

El subcampeonato liguero logrado por el Atlético de Madrid en la temporada 1957/58 permitió a los colchoneros obtener una plaza en competición europea otorgada por la propia UEFA ya que el Real Madrid se adjudicó aquella temporada la Liga y la Copa de Europa. Una temporada antes, el Sevilla FC, también se benefició de tal privilegio.

El guardameta del Atlético de Madrid, Pazos, evita con su intervención un tanto del Real Madrid.

El guardameta del Atlético de Madrid, Manuel Pazos, evita con su intervención un tanto del Real Madrid ante la mirada de Raymond Kopa y dos defensas colcheneros.

El debut rojiblanco en competición continental se produjo a la siguiente temporada y en el torneo dedicado exclusivamente a los ganadores de Liga. Atlético y Real Madrid alcanzaron las semifinales y el sorteo les emparejó en la primera de las cuatro eliminatorias entre clubes de una misma ciudad dentro de la Copa de Europa. Años más tarde y con la ampliación del número de clubes en la Liga de Campeones, deparó que los dos equipos de la capital lombarda – Inter y Milán AC – se midiesen en dos ocasiones además de un enfrentamiento entre dos clubes londinenses: Arsenal y Chelsea.

Los colchoneros eliminaron al Drumcondra irlandés, al CDNA de Sofía y al Schalke 04 alemán antes de hacer frente al tres veces campeón de Europa y máximo rival en la capital de España: el Real Madrid. El Estadio Metropolitano volvió a acoger un nuevo encuentro europeo de los rojiblancos ya que el Bernabéu albergó los partidos ante los búlgaros y alemanes para así llevar un mayor número de aficionados a tan relevantes encuentros para los intereses del Atlético.

Tras 180 minutos de brega repartidas a partes iguales entre el estadio de Chamartín y el Metropolitano, ambos atestados de público, la eliminatoria de la semifinales de la Copa de Europa entre los dos equipos madirleños quedó pendiente de resolución. Los dos equipos se dedicaron durante el partido de vuelta a destruir el juego de su rival más que a construir el propio. La falta de confianza en sus fuerzas, de las que no andaban sobrados ni colchoneros ni merengues, condenó a ambos equipos a dilucidar la eliminatoria en un partido de desempate.

El encuentro demostró que los atléticos le habían tomado la medida al club blanco y sabían cómo obligarle a defenderse. Por su parte, el Real Madrid confió salir airoso del Metropolitano pero perdió y su defensa evitó que saliese eliminado.

El Real Madrid trato de salvar la dificil papeleta de obtener el billete para la final en el Metropolitano intentado cerrar todos los caminos que los atacantes atléticos buscaban en su afán de perforar la meta de Domínguez. Así transcurrió casi toda la primera mitad. Sin embargo, cuando concluía el primer tiempo, una hábil finta de Collar con el cuerpo le abrió completamente expédito el camino de la portería madridista para lograr el único tanto de la tarde. La jugada partió de Vavá, que recogió un pase corto de la defensa madridista. Su rápido pase fue alcanzado por Collar, quien, acosado por Miche, le ganó la acción y, casi desde el suelo, y en una muy difícil postura, cruzó el balón por bajo y no muy fuerte.

La táctica del Real Madrid consistió en renunciar al ataque, situando a Di Stéfano en una posición muy retrasada entre las líneas de volantes y defensas. Kopa quedó como único referente en ataque y la ausencia en el once titular de Puskas y Marquitos reemplazados por Mateos y Miche permitió a la solida defensa atlética tener una plácida tarde.

As.

En la imagen, Enrique Collar, logra batir la portería del Real Madrid y con su gol fuerza la disputa de un encuentro de desempate. Foto: As.

A parte de las precauciones defensivas merengues, el dominio rojiblanco se fundamentó en la labor de sus medios. Chuzo y Calleja ganaron el terreno a los volantes blancos, Ruiz y Santisteban, lo que se vio de manera más patente durante la segunda parte, cuando el Real Madrid, ya sin la ventaja del gol que traían del partido de ida (2-1), alteró su esquema de juego. Di Stéfano avanzó en su posición, pero tampoco consiguió hacer carburar al quinteto de vanguardia, ni impidió el dominio de los rojiblancos. Tras desgastarse en los primeros 45 minutos en labores defensivas tras el descanso no fue el delantero brillante y eficaz de otras tardes, no encontró su puesto, quería estar adelante y a la vez también atrás. En ambas facetas fracasó.

Sin embargo, la delantera del Atlético de Madrid tampoco estuvo acertada. No hilvanó apenas ataques, no tuvo compenetración y el juego profundo no existió. Al menos, realizó lances aislados con cierto peligro que chocaron con la violencia de la defensa blanca, en la que se distinguió especialmente Miche, cuyas brusquedades, fueron el único recurso que encontraba para frenar a Collar, que junto a Miguel fueron los delanteros que más inquietaron a Domínguez, fueron objeto de amonestación por parte del árbitro inglés Leafe.

Las defensas demostraron que eran impenetrables por las vanguardias rivales. Según fueron transcurriendo los minutos fueron consumiendo sus energías, por lo que en los instantes finales ambos se daban por satisfechos con la igualdad en la eliminatoria, procurando no descuidarse para que en el último instante no se rompiese dicha paridad en el resultado global (2-2), porque ya lo fijaban todo a un tercer encuentro.

Se decidió que el desempate se jugase seis días más tarde en el estadio de La Romareda de Zaragoza al que se desplazaron casi veinte mil aficionados de ambos equipos y donde fue determinante un gol de Puskas.

Los atléticos cayeron finalmente con la cabeza alta. Forzaron un partido de desempate en el que cayeron por la mínima y a un sólo paso de la gran final. Resultó ser la eliminatoria más difícil en los cuatro años triunfales del Real Madrid pues su eterno rival se lo puso muy complicado…

Club Atlético de Madrid – Real Madrid CF (1-0)
Jueves, 7/05/1959 (17:00 h).
Estadio Metropolitano (Madrid): 50.000 espectadores.
Árbitro: Reginald Leafe (ENG).
Goles: 1-0 Collar 43′.

Club Atlético de Madrid: Manuel Pazos; Feliciano Muñoz Rivilla, Alberto Callejo, José Miguel González Mendiondo; Antonio González ‘Chuzo’, Isacio Calleja; Miguel González, Agustín Sánchez, Edvaldo Izídio Neto ‘Vavá’, Joaquín Peiró, Enrique Collar. Entrenador: Fernando Daučik.

Real Madrid CF: Rogelio Antonio Domínguez; Miguel García ‘Miche’, José Emilio Santamaría, Rafael Lesmes; Juan Santisteban, Antonio Ruiz; Raymond Kopa, Enrique Mateos, Alfredo di Stéfano, José Héctor Rial, Francisco Gento. Entrenador: Luis Antonio Carniglia.

Los enfrentamientos entre equipos de un mismo país dentro de la Copa de Europa/Liga de Campeones:

Temp. Enfrentamiento Ronda Resultados
1957/58 Real Madrid – Sevilla Cuartos de final 8-0 / 2-2
1958/59 Real Madrid – Atlético de Madrid Semifinales 2-1 / 0-1 / 2-1
1959/60 Real Madrid – Barcelona Semifinales 3-1 / 3-1
1960/61 Real Madrid – Barcelona Segunda ronda 2-2 / 1-2
1978/79 Nottingham Forest – Liverpool Primera ronda 2-0 / 0-0
1985/86 Hellas Verona – Juventus Segunda ronda 0-0 / 0-2
1997/98 Bayern München – Borussia Dortmund Cuartos de final 0-0 / 0-1 (pr.)
1998/99 Bayern München – 1.FC Kaiserslautern Cuartos de final 2-0 / 4-0
1999/00 Valencia – Barcelona Semifinales 4-1 / 1-2
1999/00 Real Madrid – Valencia Final 3-0
2001/02 Barcelona – Real Madrid Semifinales 0-2 / 1-1
2002/03 Internazionale – Milan Semifinales 1-1 / 0-0
2002/03 Milan – Juventus Final 0-0 (3-2pen)
2003/04 Chelsea – Arsenal Cuartos de final 1-1 / 2-1
2004/05 Milan – Internazionale Cuartos de final 2-0 / 3-0*
2004/05 Chelsea – Liverpool Semifinales 0-0 / 0-1
2005/06 Liverpool – Chelsea Fase grupos 0-0 / 0-0
2006/07 Chelsea – Liverpool Semifinales 1-0/0-1 (1-4 pen)
2007/08 Arsenal – Liverpool Cuartos de final 1-1 / 2-4
2007/08 Liverpool – Chelsea Semifinales 1-1 / 2-3 (pr.)
2007/08 Manchester United – Chelsea Final 1-1 (6-5 pen)

(*) Nota: Partido suspendido en el minuto 73′ con el marcador 1-0 para el Milan AC (Shevchenko 30′) tras ser golpeado el portero milanista  Dida por una bengala lanzada desde las gradas; la UEFA otorgó finalmente un resultado de 3-0 para el Milan AC.

AP Photo/John D McHugh

Kolo Touré del Arsenal FC, izquierda, y Jimmy Floyd Hasselbaink del Chelsea pugnan por un balón durante el partido de ida de la UEFA Champions League disputado en Highbury, Londres, el martes 6 de Abril de 2004. Foto: AP Photo/John D McHugh

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s