Historia de la Copa de la UEFA (XIX): el Bayern de Munich y el Schalke 04 rompen con la hegemonia italiana

El capitán Bayern de Munich, Lothar Matthaus, celebra la obtención del título de la Copa de la UEFA en 1996 tras derrotar al Girondins francés. Foto: Gunnar Berning/Getty Images.

El capitán Bayern de Munich, Lothar Matthaus, celebra la obtención del título de la Copa de la UEFA en 1996 tras derrotar al Girondins francés. Foto: Gunnar Berning/Getty Images.

Tras tres años de dominio incontestable de los equipos del calcio un nuevo equipo llegado desde el norte europeo, el Bayern de Munich, logró terminar con la hegemonía del fútbol transalpino en la Copa de la UEFA tal y como logró cuatro años atrás el Ajax de Amsterdam. El club bávaro supo aprovechar aquella campaña su presencia en esta competición continental para llevarse a sus vitrinas el único título que le quedada por adjudicarse, igualando así, las gestas de la Juventus de Turín y del citado Ajax holandés que con anterioridad obtuvieron la ‘triple corona’.

El Bayern alejado de la máxima competición aglutinó a un auténtico equipazo, concebido para mayores cotas futbolísticas, dirigidos por dos grandes técnicos: primeramente Otto Rehhagel y ya en la final el gran Franz Beckenbauer. Su inicio en la competición fue pésimo perdiendo en el estadio Olímpico de Munich por la mínima ante el Lokomotiv de Moscú con un gol de Kosolapov en el minuto 70. Sin embargo, los muniqueses enmendaron su error venciendo en terreno ruso por 0-5 con dos goles de Jürgen Klinsmann. La segunda ronda no trajó sorpresa alguna doblegando con facilidad a los escoceses del Raith Rovers algo que repetirían frente a su rival en la tercera ronda, el Benfica portugués, al que batirían con contundencia (7-2 en el cómputo global). El delantero Klinsmann logró anotar seis de los siete goles del Bayern frente a los lisboetas. En los cuartos de final apea de la competición al Nottingham Forest. Tras un encuentro de ida igualado con victoria bávara por 2-1, goles de Klinsmann y Scholl, el partido de vuelta disputado en Inglaterra muestra nuevamente un Bayern resolutivo y derrota al Forest por 1-5. La capacidad de superación de los alemanes se demuestra en las semifinales en las que elimina al FC Barcelona tras ceder en el partido de ida un empate a dos goles, pero en el partido de vuelta vence por 1-2 (goles de Babbel y Witeczek) para acceder a la final.

El segundo finalista fue el sorprendente equipo galo del Girondins de Burdeos liderado por tres internacionales franceses como Zinedine Zidane, Christophe Dugarry y Bixente Lizarazu junto al holandés Richard Witschge, que se coló en la Copa de la UEFA gracias al impulso por parte del máximo organismo del fútbol continental a un torneo casi desconocido llamado Copa Intertoto. Tras ser unos de sus vencedores el club bordelés realizó una gran campaña que le llevó a la gran final. Su debut fue inmejorable, beneficiándose de la excelente forma que les facilitó la competición veraniega de la Copa Intertoto, al superar cómodamente al Vardar macedonio por un marcador global de 3-1. Con idéntico marcador eliminó al Rotor Volvogrado ruso en la segunda ronda y al Real Betis Balompié en la tercera, con un magnífico tanto de Zidane desde el centro del campo del estadio Benito Villamarín. La eliminatoria de los cuartos de final también es espectacular, ya que tras perder en la ida ante el Milan (2-0) con goles de Eranio y Roberto Baggio, remonta el marcador en Burdeos al vencer al equipo milanista por 3-0, con dos goles de Dugarry. Finalmente, en las semifinales al Slavia de Praga con idéntico marcador en ambos encuentros (1-0).

El defensa del Bayern de Munich Thomas Helmer (izquierda) protege el balón ante la presencia del jugador del Girondins de Burdeos Bixente Lizarazu (derecha). Foto: Allsport.

El defensa del Bayern de Munich Thomas Helmer (izquierda) protege el balón ante la presencia del jugador del Girondins de Burdeos Bixente Lizarazu (derecha). Foto: Allsport.

En el partido de ida de la final el Bayern Múnich logró una importante victoria por dos a cero sobre el Girondins de Burdeos. El conjunto bávaro comenzó dominando el partido ante un rival cerrado en defensa, que se limitaba a cortar el juego de los alemanes y salir en rápidos contraataques. La táctica bordelesa dio sus frutos hasta la media hora de juego , e incluso pudo adelantarse en el marcador en el minuto 33, tras un fallo de Sforza en el centro del campo que Tholot no supo aprovechar cuando encaró solo la meta de Kahn. Un minuto después de esta gran ocasión llegó el primer gol del Bayern. Matthäus lanza un córner y Helmer, adelantándose a Grenet, conecta un perfecto cabezazo al fondo de la portería de Huard. Tras el gol, el Girondins estiró sus líneas y dispuso de otra clara ocasión antes del descanso, pero el disparo a bocajarro de Bancarel fue desviado por Kahn a córner. En la segunda mitad el Bayern incrementó su presión ante la meta francesa y pronto logró el merecido premio a su apuesta. Al cuarto de hora de juego, Scholl tras una jugada personal lograba el 2-0. Tras el tanto, el Girondins no perdió la cara al partido hasta la conclusión del encuentro disponiendo de algunas oportunidades para acortar diferencias, aunque también el Bayern dispuso las suyas para ampliar su ventaja.

FC Bayern München – FC Girondins de Bordeaux (2-0)
Miércoles, 01/05/1996 (20:00 h).
Olympiastadion (München): 63.000 espectadores.
Árbitro: Serge Muhmenthaler (SWI). Amonestó a Papin (29′) / Lucas (5′), Dogon (16′), Croci (46′), Witschge (76′).
Goles: 1-0 Helmer 34′; 2-0 Scholl 60′.

FC Bayern München: Oliver Kahn; Markus Babbel, Oliver Kreuzer, Lothar Matthäus (capitán) (Dieter Frey 53’), Thomas Helmer; Christian Ziege, Mehmet Scholl, Ciriaco Sforza, Dietmar Hamann; Jean-Pierre Papin (Marcel Witeczek 70’), Jürgen Klinsmann. Entrenador: Franz Beckenbauer.

FC Girondins de Bordeaux: Gaétan Huard; François Grenet, Jacob Friis-Hansen, Jean-Luc Dogon, Bixente Lizarazu (capitán); Laurent Croci, Philippe Lucas, Daniel Dutuel, Richard Witschge; Anthony Bancarel, Didier Tholot (Cédric Anselin 90’). Entrenador: Gernot Rohr.

El lateral francés del Girondinsd de Burdeos Bixente Lizarazu, centro, es rodeado por los jugadores del Bayern de Munich Tarnat y Mathaus.

El lateral francés del Girondins de Burdeos Bixente Lizarazu, centro, es rodeado por los jugadores del Bayern de Munich Thomas Helmer (izquierda) y Lothar Mäthaus (derecha).

El Bayern culminó una de las temporadas más tempestuosas de su historia añadiendo la Copa de la UEFA a su palmarés, único título europeo que aún faltaba en sus vitrinas. De esta forma, el conjunto bávaro ingresa en el selecto club de equipos que han conquistado las tres competiciones europeas en curso (Copa de Europa, Recopa y Copa de la UEFA), junto con Ajax y Juventus. La primera mitad del encuentro se planteó como un ejercicio de acoso francés sobre la portería de Kahn. Sin embargo, apenas un par de intentos por la izquierda del lateral Lizarazu (el mejor de su equipo hasta que tuvo que retirarse del campo tras una alevosa entrada de Kostadinov) y varios tiros lejanos y sin puntería constituyeron todo el bagaje ofensivo de un Girondins que aún parecía estar lamentando las oportunidades desperdiciadas en Múnich. El Bayern apenas se aproximó con peligro a la meta de Huard, tan sólo en una contra finalizada por Kostadinov con un disparo alto. Tras el descanso, el gol de Mehmet Scholl rompió definitivamente el partido y acabó con las esperanzas de remontada del conjunto francés. La losa del 0-1 resultó demasiado pesada para el Girondins, que incluso permitió que Jürgen Klinsmann anotara su decimoquinto gol en la presente competición de la Copa de la UEFA, récord absoluto en el fútbol europeo en una sola temporada.

FC Girondins de Bordeaux – FC Bayern München (1-3)
Miércoles, 15/05/1996 (20:45 h).
Parc Lescure (Bordeaux): 36.000 espectadores.
Árbitro: Vadim Zhuk (BLR). Amonestó a Witschge (30′), Croci (35′), Dugarry (70′) / Helmer (42′), Frey (57′).
Goles: 0-1 Scholl 53′; 0-2 Kostadinov 66′; 1-2 Dutuel 75′; 1-3 Klinsmann 77′.

FC Girondins de Bordeaux: Gaétan Huard; Anthony Bancarel, Jean-Luc Dogon, Jacob Friis-Hansen, Bixente Lizarazu (capitán) (Cédric Anselin 30’); Laurent Croci (Daniel Dutuel 57’), Philippe Lucas (François Grenet 80’), Richard Witschge, Zinédine Zidane; Didier Tholot, Christophe Dugarry. Entrenador: Gernot Rohr.

FC Bayern München: Oliver Kahn; Markus Babbel, Lothar Matthäus (capitán), Thomas Helmer; Thomas Strunz, Ciriaco Sforza, Christian Ziege, Dieter Frey (Alexander Zickler 61’), Mehmet Scholl; Emil Kostadinov (Marcel Witeczek 75’), Jürgen Klinsmann. Entrenador: Franz Beckenbauer.

Olaf Thon con el trofeo.

El capitán del Schalke 04 Olaf Thon muestra el trofeo de la Copa de la UEFA conquistado ante el Inter de Milán en la tanda de penaltis.

El dominio alemán en el fútbol continental comenzaba a ser cada vez más patente cuando un año más tarde el Schalke 04 relevó al Bayern como campeón de la UEFA. Este club de Gelsenkirchen obtenía su primer título europeo y junto a la sorpendente victoria del Borussia Dortmund en la Liga de Campeones corroboraba a Alemania como la primera potencia en Europa justamente un año después de conquistar su selección la Eurocopa en Inglaterra.

El triunfo del Schalke fue sorprendente ya que se trataba de su primera aparición en las rondas finales de una competición internacional y lo logró derrotando a un equipo ‘grande’ en la tanda de penaltis. El éxito del Schalke fue conjuntar un bloque férreo y homogéneo que fue cogiendo moral según fue avanzando en el torneo. Dirigidos Huub Stevens aglutinó a un nutrido grupo de experimentados jugadores alemanes, liderados por el capitán Olaf Thon, junto a unos jugadores foráneos de exquisita calidad técnico como el belga Wilmots y los checos Latal y Nemec.

El Schalke inició su andadura en la UEFA derrotando al Roda holandés por un marcador global de 5 goles a dos, tres de ellos anotados por el belga Marc Wilmots. En la segunda ronda sufrió para eliminar al Trabzonspor turco (4-3 en el global) siendo claves los dos goles del veterano delantero Martin Max. En la tercera ronda venció con apuros al Brujas belga, tras perder en Bélgica por 2-1, el Schalke remontó en la vuelta gracias a un marcador favorable de 2-0.

El defensa del Schalke 04 Thomas Linke, derecha, corta el avance del jugador del CD Tenerife Juanele, izquierda.

El defensa del Schalke 04 Thomas Linke, derecha, corta el avance del jugador del CD Tenerife Juanele.

En las dos rondas previas a la final los alemanes doblegaron a dos rivales españoles. En los cuartos de final, el Schalke vencía al Valencia en la ida celebrada en Gelsenkirchen por dos goles a cero (tantos de Linke y Wilmots) y lograba un empate a un gol en Mestalla siendo Mulder el autor del tanto. Las semifinales fueron agónicas ante el sorprendente Tenerife entrenador por el técnico alemán Jupp Heyckes. En las Islas Canarias, los tinerfeños sufrieron para ganar por la mínima a los germanos gracias a un gol de Felipe Miñambres desde el punto de penalti al inicio del encuentro. En el partido de vuelta, estuvo a punto de saltar la sorpresa, pero el Schalke forzó la prórroga con un gol de Linke mediada la segunda parte. En el tiempo suplementario un postrero gol de Wilmots en el minuto 108 dio el pase a la final a los alemanes y dejó en los españoles una inmensa decepción.

El Inter de Milán regresó a una final de la Copa de la UEFA y también fue el retorno de un club italiano a dicho encuentro tras un año de ausencia a una competición que en los pasados años era feudo de los equipos de Italia. Dirigidos por el técnico inglés Roy Hodgson iniciaron la competición venciendo cómodamente a los franceses del EA Guimgamp (4-1 en el cómputo global) pero sufrieron muchísimo para eliminar al Casino Graz austríaco. En la ida disputada en San Siro los interistas sólo lograron vencer por la mínima gracias a un gol en los minutos finales del defensa francés Jocelyn Angloma. El partido de vuelta, en terreno austriaco, un gol de Sabitzer iguala una eliminatoria que se decide en la tanda de penaltis. Desde los once metros, los interistas se muestran infalibles y un error de Dampfhofer da el pase a la siguiente ronda al Inter. En la tercera ronda, y con la lección aprendida, los italianos vencen con contundencia al Boavista portugues (7-1 en el global) pero en los cuartos de final vuelven a ser sufridos ante el Anderlecht. Tras empatar un gol en Bruselas, el Inter derrota por 2-1 a los belgas en el encuentro de vuelta. El héroe de la eliminatoria es Maurizio Ganz autor de los tres goles interistas. En las semifinales se miden a un equipo en auge: un Mónaco con Thierry Henry, David Trezeguet, el brasileño Sonny Anderson o el nigeriano Ikpeba en sus filas. En Inter logra un resultado tranquilizador en la ida disputada en Milán (3-1) gracias a los goles de Ganz (2) y Zamorano. Sin embargo en el partido de vuelta disputado en el Principado, el Mónaco coloca contra las cuerdas al Inter durante los veinte minutos finales. El autor del gol monegasco en la ida, Ikpeba, vuelve a marcar pero es insuficiente para acceder a la final.

El suizo del Inter de Milán Ciriaco Sforza, izquierda, obstaculiza al checo del Schalke 04 Jiri Nemec, derecha.

El centrocampista suizo del Inter de Milán Ciriaco Sforza, izquierda, obstaculiza al jugador checo del Schalke 04 Jiri Nemec, derecha.

El Schalke 04 lograba una corta victoria (1-0) en el partido de ida de la final gracias a un derechazo del belga Marc Wilmots que premió el juego de su equipo frente al conservadurismo del Inter. Los italianos también sucumbieron en el fortín del Parkstadion, en donde todos los equipos visitantes en esta competición habían caído derrotados sin haber logrado siquiera marcar un solo gol al conjunto alemán. El Inter, sin el concurso de Djorkaeff, mantuvo en todo momento una actitud conservadora y cedió terreno a los germanos, que aceptaron el reto de llevar la iniciativa en el juego. Los tímidos contragolpes interistas apenas pusieron en aprietos a Lehmann, salvo en uno de ellos en el que Ganz puso a prueba los reflejos del excelente meta alemán. Tras el descanso, el Schalke 04 apretó los dientes y fue el delantero belga Wilmots, en jugada indivudual, el que iluminó el sueño de la hinchada alemana con un terrible zapatazo desde 30 metros que sorprendió a Pagliuca. Con su presencia en el partido, el capitán interista Giuseppe Bergomi estableció un nuevo récord de partidos jugados en competición europea: 98 encuentros.

FC Schalke 04 – Internazionale FC (1-0)
Miércoles, 7/05/1997 (20:45 h).
Parkstadion (Gelsenkirchen): 56.824 espectadores.
Árbitro: Marc Batta (FRA). Amonestó a Galante (14′).
Goles: 1-0 Wilmots 71′.

FC Schalke 04: Jens Lehmann; Yves Eigenrauch, Johan de Kock, Olaf Thon (capitán), Thomas Linke, Jiří Němec; Ingo Anderbrügge, Andreas Müller, Michael Büskens (Martin Max 66’); Radoslav Látal, Marc Wilmots. Entrenador: Huub Stevens.

Internazionale FC: Gianluca Pagliuca; Giuseppe Bergomi (capitán), Massimo Paganin, Fabio Galante, Alessandro Pistone; Javier Adelmar Zanetti, Salvatore Fresi (Nicola Berti 61’), Ciriaco Sforza, Aron Winter; Iván Luis Zamorano, Maurizio Ganz. Entrenador: Roy Hodgson.

El delantero chileno del Inter de Milán Iván Zamorano, derecha, remata un balón ante la presencia de un defensa del Schalke 04.

El delantero chileno del Inter de Milán Iván Zamorano, derecha, remata un balón ante la presencia de un defensa del Schalke 04.

Desde los once metros, el Schalke 04 conquistó su primer título europeo, tras forzar el Inter la prórroga con un gol de Zamorano en los últimos minutos. El equipo italiano inició el partido de vuelta de la final muy temeroso con el juego ofensivo alemán contando con excesivas precauciones defensivas. No fue hasta pasada la media hora de juego cuando el Inter pudo estirarse y merodear la meta del Schalke. En ese periodo de tiempo, los alemanes dispusieron de dos ocasiones para sentenciar la final: la primera en un centro-chut de Wilmots y la segunda en un obús del zurdo Büskens. El equipo alemán logró controlar también el juego durante la segunda mitad, y Pagliuca tuvo nuevamente que salvar su portería de otro zapatazo de Büskens que buscaba la escuadra. Cuando el partido parecía condenado al 0-0 inicial, el ex madridista Iván Zamorano aprovechó uno de los pocos balones que le llegó en condiciones y batió a Lehmann a media altura, forzando así la prórroga. En el inicio del tiempo suplementario el Inter se quedaba con un jugador menos, ya que Fresi vio su segunda tarjeta amarilla. A partir de esos momentos el cuadro lombardo ofreció su mejor nivel de juego y hasta pudo haber resuelto el partido con un disparo de Ganz que repelió el travesaño. El tiempo concluyó sin más alteración en el marcador por lo que tuvo que recurrir a la tanda de penaltis para determinar el vencedor. Lehmann se convirtió en el héroe de su equipo al detener el primer lanzamiento interista, a cargo de Zamorano. Posteriormente, Winter enviaba fuera su disparo y Wilmots certificaba la victoria del modesto Schalke 04.

Internazionale FC – FC Schalke 04 (1-0)
Miércoles, 21/05/1997 (20:45 h).
San Siro / Giuseppe Meazza (Milano): 81.675 espectadores.
Árbitro: José María García-Aranda (SPA). Amonestó a Ganz (3′), Fresi (21′ y 91′), Zamorano (98′), Djorkaeff (101′) / Eigenrauch (7′), Lehmann (58′), Thon (66′), Wilmots (71′) y Látal (104′). Expulsó a Fresi por doble amonestación (min. 91).
Goles: 1-0 Zamorano 84′.

Lanzamientos de penaltis (1-4): 0-1 Anderbrügge; 0-1 Zamorano [parado] / 0-2 Thon; 1-2 Djorkaeff / 1-3 Max; 1-3 Winter [fuera] / 1-4 Wilmots.

Internazionale FC: Gianluca Pagliuca; Giuseppe Bergomi (capitán) (Jocelyn Angloma 71’), Massimo Paganin, Salvatore Fresi, Alessandro Pistone; Paul Ince, Ciriaco Sforza (Aron Winter 81’), Youri Djorkaeff, Javier Adelmar Zanetti (Nicola Berti 120’); Iván Luis Zamorano, Maurizio Ganz. Entrenador: Roy Hodgson.

FC Schalke 04: Jens Lehmann; Yves Eigenrauch, Johan de Kock, Olaf Thon (c), Thomas Linke, Michael Büskens; Radoslav Látal (Oliver Held 111’), Andreas Müller (Ingo Anderbrügge 97’), Jiří Němec; Marc Wilmots, Martin Max. Entrenador: Huub Stevens.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s