Historia de la Copa de la UEFA (XXII): el Feyenoord logra en su estadio su segundo título y el FC Porto se lleva a Portugal el trofeo gracias a un ‘gol de plata’

El capitán del Feyenoord Paul Bosvelt levanta del trofeo de vencedor de la Copa de la UEFA tras derrotar su equipo al Borussia Dortmund por 3 goles a 2. Foto: AP Photo/Thomas Kienzle.

El capitán del Feyenoord Paul Bosvelt levanta del trofeo de vencedor de la Copa de la UEFA tras derrotar su equipo al Borussia Dortmund por 3 goles a 2. Foto: AP Photo/Thomas Kienzle.

Como en anteriores ediciones 145 equipos tomaban parte en esta competición que vió coronarse por segunda ocasión al Feyenoord de Rotterdam 28 años después de conseguirlo por primera vez. El conjunto holandés aprovechó el hecho de que la final se disputase en su habitual terreno de juego ante un equipo superior para llevarse a sus vitrinas el trofeo. De la mano del Feyenoord, el fútbol holandés se reivindicó en un año en que la selección ‘orange’ no iba a estar presente en la Copa del Mundo de la FIFA a celebrar en Corea del Sur y Japón. El conjunto de Rotterdam apostó por ese típico juego ofensivo holandés que instauró el mítico Ajax de Johann Cruyff. El Feyenoord acabó gracias a este título con la sequía de éxitos a nivel continental del fútbol holandés. El último logro se remontaba al año 1995 cuando el Ajax se adjudicó la Champions.

Sin embargo, en esta edición se volvieron a producirse diversos altercados que empañaron el desarrollo deportivo del torneo. Así, en la ronda de clasificación, el IF Elfsborg sueco venció por 1-3 al JK Trans estonio, pero la UEFA invalido ese marcador y otorgó un 3-0 favorable al equipo estonio a la alineación indebida del jugador del Elfsborg Christian Lundström. En el partido de vuelta de la primera ronda entre el Rapid de Bucarest y el París Saint-Germain, con marcador de empate a cero en la ida, se suspende el partido en el minuto 118 (minuto 28 de la prórroga), con un tanteo de 0-1 para el PSG – tanto de Aloísio en el minuto 93 -, debido a un fallo eléctrico en el barrio de Giuleşti de la capital rumana. Posteriormente, la UEFA otorga un triunfo por 0-3 favorable al equipo galo alegando que el UFC Rapid de Bucarest era responsable del apagón eléctrico, ya que poseía generador eléctrico para paliar dicho fallo en el sistema de iluminación del estadio. En esta misma ronda, la eliminatoria entre FK Anzhi ruso y Rangers FC escocés se disputa en un único partido en terreno neutral por decisión del máximo organismo del fútbol europeo. La situación pre-bélica de la República de Dagestan, en cuya capital Makhachkala, disputa sus partidos el FK Anzhi, obliga a tomar esta decisión. En el estadio Wojska Polskiego de Varsovia se celebra el partido con triunfo por la mínima del Rangers gracias a un gol de Konterman en el minuto 84.

El delantero del Feyenoord Robin van Persie (derecha) controla un balón junto al defensa del PSV Eindhoven Kasper Berglund durante el partido de vuelta de los cuartos de final. Foto: REUTERS/Michael Kooren.

El delantero del Feyenoord Robin van Persie (derecha) controla un balón junto al defensa del PSV Eindhoven Kasper Berglund durante el partido de vuelta de los cuartos de final. Foto: REUTERS/Michael Kooren.

El Feyenoord inició el camino a la final en la tercera ronda del torneo tras acceder como tercer clasificado de su grupo de la Liga de Campeones, tras el Bayern de Munich y el Sparta de Praga. Empezó con un eliminatoria muy sufrida ante el SC Freiburg alemán al cual doblegó en la ida disputada en Rotterdam con un gol del japonés Shinji Ono pero en la vuelta tuvo que recurrir a una gran remontada en la segunda parte del partido. El conjunto alemán se adelantó en el marcador (2-0) pero los goles de van Hooijdonk y Leonardo permitieron pasar de ronda. La cuarta ronda también fue muy sufrida ante el Glasgow Rangers con el que lograron un empate (1-1) en tierras escocesas con nuevo gol de Ono para en la vuelta vencer en Rotterdam por la mínima (3-2) gracias a los tantos de van Hooijdonk (2) y Kalou.

En los cuartos de final, el Feyenoord quedó emparejado con otro club holandés, el PSV Eindhoven, en una eliminatoria que fue muy igualada y dramática. La ida se disputó en Eindhoven y concluyó con empate a un gol, van Hooijdonk adelantó al Feyenoord pero Kežman igualó el partido. En el estadio De Kuip se vivió un partido cargado de emoción y dramatismo ya que el PSV se adelantó con un tanto de van Bommel en el minuto 76. El Feyenoord, eliminado con ese marcador, logró gracias a un gol de van Hooijdonk en el tiempo de descuento forzar una prórroga en la que ningún equipo marcó. La tanda de penaltis se decidió en el penalti que el georgiano del PSV Gakhokidze fue detenido por Zoetebier. Las semifinales como el resto de las eliminatorias del Feyenoord también fueron muy igualadas. A pesar de vencer en la ida al Internazionale FC en Milán gracias a un gol del colombiano Córdoba en propia meta tuvo que sufrir en el partido de vuelta para asegurarse el pase a la final. Dos goles marcados por van Hooijdonk y el danés Tomasson en la primera mitad dieron una tranquilidad que se fue diluyendo con los goles postreros de los interistas Javier Zanetti y Kallon.

El brasileño del Borussia Dortmund Marcio Amoroso, izquierda, pugna por un balón con el jugador del Lille OSC Mile Sterjovski durante el partido de vuelta de la cuarta ronda de la Copa de la UEFA. Foto: REUTERS/ Ina Fassbender.

El brasileño del Borussia Dortmund Marcio Amoroso, izquierda, pugna por un balón con el jugador del Lille OSC Mile Sterjovski durante el partido de vuelta de la cuarta ronda de la Copa de la UEFA. Foto: REUTERS/ Ina Fassbender.

Por su parte el Borussia Dortmund también inició su participación en la Copa de la UEFA procedente de la Liga de Campeones en la que concluyó tercero en su grupo por detrás de Liverpool y Boavista. En la tercera ronda eliminaba al FC København danés con idéntico marcador tanto la ida como en la vuelta (1-0, goles de Herrlich y Sørensen, respectivamente). En la cuarta ronda eliminó al Lille OSC galo gracias al doble valor de los goles logrados en campo rival en caso de empate. El gol del brasileño Ewerthon en la ida disputada en Francia sirve para pasar de ronda tras empatar sin goles en el encuentro de vuelta. El Borussia se mide en los cuartos de final a uno de los dos equipos revelación en la competición, el Slovan Liberec checo (el otro club es el Hapoel de Tel-Aviv), con el que logra en su estadio un empate sin goles. La eliminatoria se resuelve en Dortmund con un resultado contundente (4-0) gracias a una formidable segunda parte goleadora en la que marcan Amoroso, Koller, Ricken y Éwerthon.

En el último paso previo a la final, el Borussia lanzado a conquistar la Bundesliga demuestra ante el Milan AC su gran faceta goleadora en el primer partido de la semifinal al vencer por un contundente 4-0 gracias a un ‘hat trick’ del brasileño Marcio Amoroso y un gol de Heinrich. En el partido de vuelta disputado en San Siro los milanistas intentan la remontada y comienzan con buen pie con dos goles tempranos (Filippo Inzaghi y el rumano Cosmin Contra) pero el Borussia sabe conservar su renta y pierde el partido por 3 goles a uno.

Paul Bosvelt, izquierda, del Feyenoord y Lars Ricken, derecha, del Borussia Dortmund pugnan por un balón durante la final de la Copa de la UEFA. REUTERS/Michael Kooren

Paul Bosvelt, izquierda, del Feyenoord y Lars Ricken, derecha, del Borussia Dortmund pugnan por un balón durante la final de la Copa de la UEFA. REUTERS/Michael Kooren

El Feyenoord conquistó la Copa de la UEFA ante el Borussia de Dortmund en la final disputada en su propio estadio de Rotterdam. El partido comenzó muy igualado aunque era el Borussia el equipo que puso más calidad y peligro en su juego de cara al arco rival. Sin embargo, el partido se rompió en el minuto 32, cuando un jugador de la experiencia de Jürgen Kohler, campeón del mundo en 1990 y que colgaba las botas en este partido, perdía infantilmente un balón ante el danés Tomasson y le obligó a cometer penalti. La consiguiente roja directa y la transformación de la pena máxima por parte de Van Hooijdonk puso el partido muy cuesta arriba para los de Dortmund. Sólo en esos momentos el Feyenoord fue mejor, y el propio Van Hooijdonk hizo el 2-0 en el lanzamiento de una falta desde la frontal, superando por alto la barrera alemana.

En la segunda mitad, el Borussia fiel al estilo germano, no se rindió y se lanzó a un ataque desesperado buscando como referencia ofensiva al gigante delantero checo Jan Koller (2,02 m). Un dudoso penalti de Paauwe sobre Marcio Amoroso que el propio brasileño se encargó de transformar abrió el partido. Quedaba casi todo el segundo tiempo y parecía que el Borussia podía remontar, ya que el Feyenoord no estaba demostrando ser superior. Sin embargo, un nuevo error de la defensa alemana permitió a Tomasson plantarse solo ante Lehmann y batirle para lograr el 3-1. Pese a que Koller lograría acortar diferencias ocho minutos más tarde con un gran gol de volea, el equipo holandés hizo valer su superioridad numérica sobre el campo y acabó haciéndose con la victoria.

SC Feyenoord – BV Borussia 09 (3-2)
Miércoles, 8/05/2002 (20:45 h).
Stadion Feijenoord / De Kuip (Rotterdam): 48.500 espectadores.
Árbitro: Vítor Manuel Melo Pereira (POR). Amonestó a Rząsa (23′), Paauwe (46′), Van Persie (63′) y De Haan (85′) por el SC Feyenoord / Amoroso (49′), Dedê (52′) y Rosický (66′) por el BV Borussia. Expulsó a Kohler (min. 32).
Goles: 1-0 Van Hooijdonk [pen.] 33′; 2-0 Van Hooijdonk 40′; 2-1 Amoroso [pen.] 47′; 3-1 Tomasson 50′; 3-2 Koller 58′.

SC Feyenoord: Edwin Zoetebier; Christian Gyan, Patrick Paauwe, Kees van Wonderen, Tomasz Rząsa; Bonaventure Kalou (Johan Elmander 76′), Shinji Ono (Ferry de Haan 85′), Paul Bosvelt (capitán), Robin van Persie (Leonardo Santiago 63′); Jon Dahl Tomasson, Pierre van Hooijdonk. Entrenador: Bert van Marwijk.

BV Borussia 09: Jens Lehmann; Christian Wörns, Jürgen Kohler, Leonardo de Deus ‘Dedê’; Stefan Reuter (capitán), Lars Ricken (Jörg Heinrich 70′), Evanílson Aparecido, Tomáš Rosický; Éwerthon de Souza (Otto Addo 61′), Márcio Amoroso, Jan Koller. Entrenador: Matthias Sammer.

El capitán del FC Porto, Jorge Costa (centro) muestra jubiloso el trofeo de vencedores de la Copa de UEFA tras la final disputada en Sevilla. Foto: AP Photo.

El capitán del FC Porto, Jorge Costa (centro) muestra jubiloso el trofeo de vencedores de la Copa de UEFA tras la final disputada en Sevilla. Foto: AP Photo.

En la edición del año 2003 el FC Porto entrenado por Jose Mourinho llevó por primera vez la Copa de la UEFA hasta el territorio luso, el único trofeo europeo que restaba por ser ganado por un club portugués. El club de Oporto, que en esa temporada no disputó la Liga de Campeones, partía como uno de los favoritos a adjudicarse el título gracias a su buen juego liderado por el centrocampista Deco y por el delantero brasileño Derlei. Los dragoes llegaban a la cima del fútbol continental dieciséis años después de conquistar la Copa de Europa y su tren no se iba a detenerse ya que un año más tarde lograban hacerse con la Liga de Campeones. Su rival en la final de Sevilla, el Celtic de Glasgow, resurgió de sus cenizas y revivió grandes noches de gloria por entonces algo olvidadas en Escocia. Liderados por su delantero sueco Henrik Larsson lograron colarse en la lucha por el título tras llegar procedente de la Liga de Campeones, en la que sorprendentemente perdió en la tercera ronda previa eliminado por el Basilea suizo.

El Oporto inició su andadura por la Copa de la UEFA enfrentándose en la primera ronda al KP Polonia, equipo al que endosó un marcador contundente (6-0) en la ida disputada en Das Antas con goles de Jankauskas (2), Hélder Postiga (2), Derlei y Maniche; para posteriormentre perder en la localidad polaca de Plok en un intrascendente partido (2-0). En la siguiente ronda eliminó sin problemas al Austria de Viena al que venció en la capital austriaca por la mínima gracias a un gol de Derlei y derrotó por 2-0 en la vuelta con tantos de Derlei y Hélder Postiga.

El jugador del FC Porto Deco (izquierdo) controla el balón ante la presencia del jugador del Panathinaikos Jan Munk Michaelsen durante el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa de la UEFA. Foto: REUTERS/Yiorgos Karahalis.

El jugador del FC Porto Deco (izquierdo) controla el balón ante la presencia del jugador del Panathinaikos Jan Munk Michaelsen durante el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa de la UEFA. Foto: REUTERS/Yiorgos Karahalis.

En la tercera ronda eliminó al RC Lens al que ganó en Das Antas por 3-0 con goles de Hélder Postiga (2) y Jankauskas para perder posteriormente en la vuelta (1-0) con un gol del camerunés Song. En la cuarta ronda aprovechó sus grandes actuaciones en su estadio de Das Antas para dejar la eliminatoria encarrilada en el partido de ida. El Denizlispor turco cayó por un claro marcador de 6 goles a 1, logrando los goles de los dragoes Capucho, Derlei, Ricardo Costa, Jankauskas, Deco y Alenichev. El trámite de la vuelta se salda con un empate (2-2) gracias a los tantos de Derlei y Clayton. Los cuartos de final deparan al Oporto la eliminatoria más sufrida en su trayectoria hacia la final ya que caen en su feudo ante el Panathinaikos griego (0-1) debido a un gol marcado por el nigeriano nacionalizado polaco Olisadebe. El equipo de Mourinho tiene que acudir al ‘infierno griego’ del vetusto estadio ateniense Apóstolos Nikolaïdis a dar la vuelta la eliminatoria. Y lo consigue gracias de nuevo al brasileño Derlei quien iguala la eliminatoria en el minuto 16 por lo que el partido se encamina hacia la prórroga. En el minuto 103, marca nuevamente Derlei y logra así el billete para las semifinales. En el sorteo consigue evitar medirse al otro club de Oporto, el Boavista, y queda emparejado con el Lazio romano al que supere con claridad en Das Antas (4-1). A pesar de que el argentino Claudio López adelantaba al Lazio en el minuto 6, el Oporto daba la vuelta al marcador al marcar cuatro goles obra de Derlei (2), Maniche y Hélder Postiga. En el partido de vuelta, el estadio Olímpico romano contempla un empate sin goles que es más que suficiente para que los portugueses alcancen la finalísima. Incluso, Vítor Baia detuvo en la segunda parte un penalti lanzado por el ‘Piojo’ López.

El Celtic de Glasgow inició su periplo en la UEFA venciendo con rotundidad al FK Sūduva lituano al que eliminó con un marcador global de 10 goles a 1 (8-1 en la ida de Glasgow y 0-2 en el partido de vuelta). En la segunda ronda se topó con un rival de identidad y además británico, el Blackburn Rovers, en una eliminatoria en la que los goles de Larsson fueron claves. El delantero sueco anotó el gol de la victoria en la ida disputada en Celtic Park cuando restaban cinco minutos para la conclusión del partido, y en el encuentro de vuelta, cuando el Blackburn ponía cerco a la meta escocesa abrió el marcador con un gol en el minuto 16 que dejaba la eliminatoria encarrilada. Posteriormente, Chris Sutton colocaría en el minuto 67 el definitivo 0-2 y sentenciaba a los Rovers, club en el que militó cinco temporadas (1994-99). La tercera ronda fue muy igualada y la regla del valor doble de los goles conseguidos fuera de casa en caso de empate benefició al Celtic ante el Real Club Celta de Vigo. En Glasgow, el Celtic se llevaba el partido gracias un tanto de Larsson en el minuto 52 pero en la vuelta se obra el milagro ante un gran Celta. Jesuli adelanta a los vigueses pero Hartson empata el partido y coloca la eliminatoria favorable. Un nuevo gol del sudafricano McCarthy para el Celta puso a los bhoys contra las cuerdas pero supieron acceder a la siguiente ronda.

El defensa del Stuttgart Timo Wenzel, izquierda, intenta de evitar el control del balón por el jugador del Celtic Chris Sutton, derecha, durante el partido de vuelta de la cuarta ronda de la Copa de la UEFA. Foto: AP Photo/Daniel Maurer.

El defensa del Stuttgart Timo Wenzel, izquierda, intenta de evitar el control del balón por el jugador del Celtic Chris Sutton, derecha, durante el partido de vuelta de la cuarta ronda de la Copa de la UEFA. Foto: AP Photo/Daniel Maurer.

En la cuarta ronda fue emparejado con el VfB Stuttgart alemán en una eliminatoria que fue muy abierta. En el primer partido, en Celtic Park, un gol de Kevin Kuranyi adelantaba a los germanos a la media hora de juego pero la reacción escocesa no tardó y acabó goleando al cuadro alemán (3-1) con goles obra de Lambert, Maloney y Petrov. En el partido de vuelta, y en unos magníficos primeros minutos del Celtic, la eliminatoria queda desnivelada a su favor gracias los tantos de Thompson y Sutton durante los primeros quince minutos del encuentro. La reacción alemana llega en la segunda mitad pero no peligra en ningún momento la clasificación. Los goles de Tiffert, Hleb y Mutzer dan el triunfo al Stuttgart (3-2). Los cuartos de final deparan una eliminatoria de ‘alto voltaje’ frente a un Liverpool que procedía de la Liga de Campeones. En Glasgow, la eliminatoria termina en tablas gracias a dos goles en el primer cuarto de hora del partido. El sueco Larsson adelantó al Celtic en el minuto 2 y Heskey igualaba en el 17. En el partido de vuelta, los escoceses se llevan el partido (0-2) con un juego práctico y un ‘gol psicológico’ de Thompson antes de llegar al descanso. Hartson, en el minuto 82, firmaría el 0-2 final. El último obstáculo antes de la final sería el Boavista de Oporto, sorprendente equipo revelación en la competición, y que puso muy difíciles las cosas al Celtic. Sacó un provechoso empate (1-1) en la ida celebrada en Glasgow, con tanto inicial del holandés Valgaeren en propia puerta para los lusos pero al minuto siguiente Larsson lograba el empate. Un resultado que condenaba al Celtic para la vuelta. El Boavista mantuvo su portería a cero e incluso Elpidio Silva pudo dar el billete para la final pero falló un gol con la portería vacía. Sin embargo, a diez minutos para la conclusión, Larsson fue infalible y batió a Ricardo para meter al Celtic en una final europea 33 años después de disputar la anterior.

El defensa del FC Porto Paulo Ferreira, detrás, y el delantero del Celtic FC Henrik Larsson, delante, pugnan por un balón durante la final de la Copa de la UEFA disputada en Sevilla. Foto: AP Photo.

El defensa del FC Porto Paulo Ferreira, detrás, y el delantero del Celtic FC Henrik Larsson, delante, pugnan por un balón durante la final de la Copa de la UEFA disputada en Sevilla. Foto: AP Photo.

El Oporto logró su primera Copa de la UEFA tras vencer al Celtic de Glasgow en una final que se decidió con un ‘gol de plata’ en la prórroga. Los primeros compases del partido fueron de tanteo entre ambos equipos siempre fieles a sus estílos futbolísticos. El Oporto buscaba controlar y tocar el balón mientras que el Celtic presionaba y buscaba los balones en profundidad en busca de su estrella Henrik Larsson. El encuentro comenzó a romperse hacia la media hora de juego cuando el equipo portugués se lanzó descaradamente al ataque gracias a la labor del lateral Nuno Valente y del brasileño nacionalizado portugués Deco. Fue este centrocampista el primero en poner en apuros al portero escocés gracias a un disparo desde la derecha. Llegado el tiempo de prolongación de la primera parte, Deco sirvió a Alenichev un gran pase que dejó al jugador ruso sólo ante el meta Douglas pero su disparon fue repelido. El rechace fue aprovechado por Derlei para subir el primer tanto al marcador instantes antes de llegar al descanso.

En el comienzo de los segundos 45 minutos, el partido contempló un festival de oportunidades y de goles en ambas porterías. Larsson igualaba el marcador gracias a un cabezazo ajustado en el segundo palo pero siete minutos después Alenichev sí que aprovechaba otro pase magistral de Deco para poner en ventaja al Oporto. Pero el partido volvería a igualarse en un remate de cabeza de Larsson a la salida de un córner. El calor y el cansancio comenzaron a hacer mella en ambos equipos según transcurrían los minutos por lo que ambos equipos determinaron no arriesgar en los instantes finales de la segunda parte. El partido entraba en una prórroga que muy pronto se  puso cuesta arriba para los intereses del Celtic. El guineano Baldé vió su segunda tarjeta amarilla tras una entrada durísima sobre Derlei y dejó a su equipo en inferioridad numérica. El dominio del Oporto se hizo más evidente a partir de ese instante, aunque la escasez de ideas en la creación de juego portuguesa evitó males mayores para el Celtic. La entrada en el campos de Marco Ferreira fue crucial para la resolución final del partido. Un disparo de este jugador fue rechazado por Douglas y el balón cae a las botas del goleador Derlei, quien tras regatear a un defensa fusila la meta escocesa. Era el primer ‘gol de plata’ en la historia de las competiciones europeas, pero a diferencia del ‘gol de oro’, el encuentro no se terminaba en ese instante y había que esperar a que uno de los contendientes llegasen a la conclusión de una de las partes de la prórroga por delante del marcador. Quedaban cinco minutos y el Celtic intentó a la heroica empatar el encuentro pero el Oporto supo frenar cualquier reacción.

FC Porto – Celtic FC (3-2)
Miércoles, 21/05/2003 (20:45 h).
Estadio Olímpico de La Cartuja (Sevilla): 50.000 espectadores.
Árbitro: Ľuboš Micheľ (SVK). Amonestó a Nuno Valente (63′ y 120’+), Maniche (120′) y Ferreira (120′) por el FC Porto / a Valgaeren (8′), Lennon (59′), Baldé (80′ y 96′) y Petrov (102′) por el Celtic FC. Expulsó a Baldé (min. 96) y a Nuno Valente (min. 120+) por doble amonestación.
Goles: 1-0 Derlei 45+’; 1-1 Larsson 47′; 2-1 Alenichev 54′; 2-2 Larsson 57′; 3-2 Derlei (gol de plata) 115′.

FC Porto: Vítor Baía; Paulo Ferreira, Jorge Costa (capitán) (Pedro Emanuel dos Santos 71′), Ricardo Carvalho, Nuno Valente; Francisco Costa ‘Costinha’ (Ricardo Costa 9′), Dmitrij Alenichev, Nuno Oliveira ‘Maniche’, Anderson de Souza ‘Deco’; Vanderlei Fernandes ‘Derlei’, Nuno Gonçalves ‘Capucho’ (Marco Ferreira 98′). Entrenador: José Mourinho.

Celtic FC: Rab Douglas; Johan Mjällby, Bobo Baldé, Joos Valgaeren (Ulrik Laursen 64′); Didier Agathe, Neil Lennon, Paul Lambert (capitán) (Jackie McNamara 76′), Alan Thompson, Stilijan Petrov (Shaun Maloney 105′); Chris Sutton, Henrik Larsson. Entrenador: Martin O’Neill.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s